Carta de declaración de amor.

Hola Emociones,

Sois la puta ostia. Después de todo lo que estuve viviendo ayer (concierto) he decido abriros mi corazón y escribiros una carta para que sepáis que estoy enamorado de vosotras. Es una declaración de amor en toda regla.

No sé si realmente estaré a la altura para empezar una relación con vosotras, tendréis (seguro) a millones de personas enamoradas y dispuestas a dejarlo todo por sentiros, y yo eso de competir se me da como el puto culo.

No conozco a nada que se parezca a vosotras. Sois lo único que conozco capaz de hacer que duela el estómago, capaz de hacer que fabriquemos la felicidad y la produzcamos en forma de gestos en la cara. Sois la pócima secreta que quita el hambre por los nervios. Sois las que venís lo desarmáis todo y os vais, así sin más. Sin sentiros mal, sin avisar, matáis  sin guantes y encima es un aprendizaje, ¿no es maravilloso?

Y yo que sé...

Y yo que sé. Aún no he visto Juego de Tronos , sigo prefiriendo cualquier comida sin cebolla y me sigue dando miedo conducir.

El que odia ponerse el primero de la fila en clase y el que le encanta quedarse el último en cualquier fiesta. El que prefiere una cerveza de euro en buena compañía que cualquier compañía en un bar caro. El que nunca le puede faltar Rosana y llorar por todo. El que trata mal las emociones, lo mismo las pisotea que esta eufórico de felicidad. El que nunca se mete donde no hace pie...pero los charcos, no me dejo ni uno. Adicto a los planes. A una aguja y dedal. El que tiene un libro completo de buenos consejos para los demás y nunca sabe aplicárselos a él.  Irónico, a veces. El de la autoestima regulera. Al que le encantaría a Toulosse. Y cualquier libro de poesía con un café con leche en taza. El de las conversaciones de corazón que termina con un abrazo de crujir huesos.

El que piensa que Agosto viene para quedarse todo el año, y el que piensa que existen personas que son agosto, el mes perfecto, todo el año.


BIOGRAFÍA ILUSTRADA DE FRIDA KAHLO

Querida Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, ¿Por qué te fuiste tan pronto de este maravilloso (ahora frágil, y a veces injusto) mundo?

Muchos han hablado de ti. También han escrito de ti y ya se sabe casi todo de tu existencia. Por eso es muy difícil hablar de ti, cuando casi todo esta contado.

Muchos saben quien es Frida Kahlo por su aire mexicano, por sus auténticas cejas unidas, por sus flores en la cabeza. Pero… ¿conoces su vida? Es apasionante.

Yo conocía a Frida por todas sus frases memorables. Pero jamás me había parado a pensar a que se dedicó, que pasó con su vida y quién fue en su época. Una vez más, la casualidad, me da la razón de que las casualidades no existen.

Estando por el centro comercial me paseé por todas las estanterías de la casa del libro, me encanta ver los títulos de los libros y las portadas. Me parece una fuente importante de inspiración. De repente, llegué hasta la zona donde estaban todos los comics y libros de ilustraciones. Allí estaba, en la segunda estantería, negro y lleno de color. Con un rotulo grande blanco que ponía “FRIDA KAHLO”.

 Una vez abierto el libro, empecé a ojearlo. Cogí asiento en un taburete pequeño que utilizaban las dependientas para coger altura y llegar bien a las estanterías. Y sin querer, habían pasado 20 minutos y llevaba más de medio libro leído. Me manché el culete de polvo blanco.
A pesar de que tenía tiempo para seguir leyendo, decidí cerrarlo, porque tarde o temprano tendría que ser mío.
Mientras mi menta poleo en pleno Agosto se enfría con el cubito que le acabo de poner, mi mente piensa en cien mil cosas –real- son exactamente cien mil cosas. Y podría hablaros de cada una con detalle, no dejo nunca de darle vueltas a todo, mi madre (¡hola Mami!) siempre me dice que me concentre en una sola cosa y así será todo más productivo.

Acabo de llegar de ver a mis amigos de Madrid. Ana, Oscar, Marian. ¡Hola chicos!, estáis iguales de guapos en verano que con abrigos en pleno Enero. A Dino tampoco se me olvida, un chico con la voz más lisa que he escuchado jamás, que bonito eres Dino. Y que bonita es tu voz. SI lees esto, te mando un besote fuerte y con ruido. (¡Que no salten las alarmas!, que no estoy tirándole la caña).

En Madrid jamás se para, ni siquiera con calor. Los escaparates están requeté bonitos. (Escaparatistas sois unos auténticos magos) Las terrazas se llenan de gente, y solamente necesitamos una Mahou y sentarnos en la plaza Dos de Mayo en un baldosín y habla del amor, del sexo, y de todo un poco. Llegó un momento que hasta incluso estuvimos con Nayid (otro amigo con un corazón de película), leyendo un par de páginas de su libro  (“Confetti en los bolsillos”) en voz alta y en cierto modo lo sentimos todos muy cerca. ¡Te pongo punto rojo por faltar!

Todo esto os lo cuento porque me encanta darle importancia a las pequeñas y gigantes cosas que tengo en mi vida y compartirlo en forma de texto en mi blog, en mi rincón y en nuestra casa.
A la vez que escribo esto, visualizo todos los blogs. Y me paro a pensar de que igual…el mío que lo tengo varios meses abandonado no termina de gustarme el titulo, no sé si me representa.

Le escribo un mensaje a mi amigo Antonio (Escultor y un auténtico artista de emociones) para comentarle la duda que tengo. Porque no nos engañemos, me da pánico que cambie el blog y los poquitos que estemos aquí por movimientos bruscos nos perdamos. Y luego, que son ya muchos años con el nombre de  “un chico más en la moda” y no sé…¿es normal que tenga esas dudas?...Antonio me comenta que cambie la palabra Moda por mundo. Llamandolo entonces, “UN CHICO MÁS EN EL MUNDO”. Adoro la Moda, pero también me gusta la música, mis experiencias, mi recomendaciones, mis libros de poesía, mis viajes, manias, comidas. Restaurantes, emociones…y es algo que adoro compartir con ustedes por aquí. 

Al final, el nombre tampoco tiene mucho sentido “un chico más en la moda”, pero juro que ando con una libreta en blanco para apuntar todas las cosas que me digáis. Bajando la música de Spotify, que por cierto, estoy escuchando Izal “Despedida”  para estar atento y que me escuchéis mejor estoy.

¿comenzamos con otro nombre?....¡o seguimos siendo los mismos!


¡BIENVENIDOS DE NUEVO A TODOS, CHIQUITINES!

¡BENDITOS AÑOS 80!


Años de inocencia y mercromina 

Dieron paso a las hombreras, 
Los pendientes y rejillas. 
Y entre Superman, Rocky y Indiana Jones, 
El cubo de rubik, Los Goonies y el sida,



.

¡Gracias por venir y por dejar huella, tus comentarios me ayudan a aprender más!